22 octubre, 2015
  
Categoría: El Método

¿Debemos ir hacia la luz?

ve-hacia-la-luz

 

En el mundo del misterio creo que hay mucha información pero poca elaboración de pensamiento, es decir, se dicen muchas cosas pero se llegan a pocas conclusiones (también las hay) y hace poco decidí sacar las mías propias. Sé que solo soy un simple humano, ni tan listo como Einstein ni tan tonto como para ir al Sálvame, por eso he tenido que leer muchas cosas y ver muchos vídeos para poder sacar mis propias ideas (aunque vengan de otros) sobre cuál es la verdad. Y aún así obviamente, casi seguro estaré equivocado, así que si me ayudan ustedes mejor que mejor. Antes de nada perdón por ser pesado.

Creo que es difícil sacar algo en claro sin conocer por encima la moral cristiana, el objeto del budismo, el sionismo, el judaísmo, el hinduismo, un poco de la obra de Nietzsche, de Freud y el chamanismo gnóstico. Todos estos conceptos parece que no tienen lógica si los ponemos juntos pero todos están relacionados.

Como bien sabréis el mundo está en una situación delicada. No hace falta que explique que se ha entrado en una espiral de falta de valores, guerras, mentiras, corrupción… Pero si miramos atrás en la historia no parece que haya existido un momento de paz en el que el ser humano haya sido realmente libre.

De las religiones que antes mentaba ninguna ha llevado a la humanidad a lo que prometía, más bien todo lo contrario –si bien el budismo no provoca una violencia activa, sí que fomenta una pasividad ante los ataques, una ausencia de defensa, con su darma, donde todo lo que haces malo te vuelve– .

Nietzsche, con su obra, le pega una patada en la cara al cristianismo y alza los “valores del fuerte”. Ensalza la voluntad de poder frente a todo y el nacionalsocialismo alemán lo toma como uno de los pilares ideológicos del movimiento, incluso lo adopta el actual neoliberalismo aberrante. Niega el más allá, habla del superhombre y mata al Dios bondadoso. Al fin y al cabo, ¿cómo va actuar un Dios del todo bondadoso si cada acción causa consecuencias? Un Dios bondadoso sería estéril en este mundo, pues cada acto puede tener consecuencias negativas para otro. Y es así como funciona el mundo: si eres absolutamente bueno (o lo intentas) te pisan, te ridiculizan, se aprovechan de ti, y encima vas a seguir haciendo algún tipo de mal a alguien aunque no quieras. ¿Que no? Prueba, te lo dice alguien que ha perdido veinte kilos por no comer animales y se siente mal hasta cuando pisa sin querer una hormiga. ¿Creéis que se puede vivir así? Os aseguro que no.

Según el autor alemán, el amor es como la locura y estando enamorado se olvida la razón. Por eso se inventaron el amor a Dios, para que el pueblo estuviera en un estado de locura permanente. Y la esperanza, si es poca, es lo que hace que tengamos miedo. Alguien que no tiene ninguna esperanza, no tiene miedo y es incontrolable. Aparte de hacernos ver cómo el cristianismo nace como arma de control (con Pablo de Tarso y después con el Concilio de Nicea), Nietzsche nos explica por qué un Dios bondadoso no tiene sentido en esta existencia. Para éste los demonios no existen más que en la cabeza del hombre, quien los inventa para justificarse a sí mismo del mal que hace. Y Freud finalmente los aniquila dándoles un origen lógico. Para Freud todo son traumas originados por nuestro subconsciente por algo que sucedió en el pasado, mas o menos, tampoco soy psicólogo… Aunque tenemos que tener en cuenta que el islamismo también tiene esos demonios o djinns, al igual que el chamanismo, el cual me parece la clave de todo este embrollo y luego diré el porqué. Otra religión primigenia y muy importante es el hinduismo y su creencia en la reencarnación.

Hasta aquí vemos como todas estas ideas tienen algo en común: el control del ser humano y la dualidad.

Las grandes religiones las podemos dividir en dos tipos: las de los débiles (cristianismo, budismo, islamismo…) y la de los fuertes (el judaísmo y sobre todo el sionismo, si lo consideramos como tal). Quiero decir…, si recapitulamos, nos encontramos con una religión del fuerte y el resto de ellas parecen destinadas al más burdo y descarado control de las clases bajas. Si lees un poco de Nietzsche, por ejemplo su obra El Anticristo, en seguida te hace ver el gran engaño tan claro como el agua. El hombre funciona por algoritmos innatos y aprendidos y estos últimos son moldeables según los principios. ¿De qué dependen nuestros principios? En parte de la moral dominante del lugar de donde somos, que generalmente coincide con el de la religión mayoritaria de la zona. Por eso es tan importante comprender las religiones.

Visto así, parece que todo es un gran engaño. Ahora bien, ¿y si realmente existe el más allá pero no como lo anuncia ninguna de las grandes religiones?

Por otro lado parece lógico pensar que los dioses eran de carne y hueso en un principio por la forma en la que los describen las viejas escrituras. Parece como si el mismo Yahvé hubiera encargado a su “pueblo elegido” orquestar un tinglado de dimensiones enormes para mantener a la humanidad controlada inventando las grandes religiones que tendrían como función mantener al humano esclavo, sumiso, loco y sobre todo, enfrentado con otros humanos. ¿Cómo se pasa de unos dioses de carne y hueso muy crueles a un Dios omnipresente y 100% bondadoso? ¿Qué pinta la reencarnación en todo esto? ¿Es todo una invención humana para controlar humanos? ¿Es una gran trama para mantenernos cautivos planeada por “algo” que no es como nosotros? Nietzsche, además de beber de un darwinismo social infecto, no conocía Internet…, ni tenía acceso a la infinidad de información a la que llegamos hoy con un solo clic.

Factores que tenemos que añadir a esta gran cuestión:

  • Hay una gran conspiración a nivel global y parece que existe desde hace tiempo. ¿Influyó en la creación de las grandes religiones? A mi juicio y por cómo se han desarrollado los años de historia que conocemos, todo apunta a esto. ¿Quién está detrás del Ojo de Horus? Muchos indicios nos pueden llevar a pensar que una fuerza sobrehumana está actuando sobre las élites del mundo. ¿Cuánto tiempo llevaría haciéndolo? Es decir, se atisba una conspiración a nivel mundial que seguramente lleva muchos años gestándose, incluso puede que esté detrás del origen de las religiones…
  • Viajes astrales. Son muchos los que los hacen y se dan casos increíbles de experimentos supuestamente realizados por empiristas. Yo mismo me leí unos cuantos libros, experimenté con el método y acabé notando unas vibraciones tan extrañas que me entró miedo y tuve que parar.
  • Raymond Moody abrió una linea de investigación muy importante sobre la vida después de la muerte. Antes no se podía saber qué sucede cuando mueres. Pero desde que la tecnología mejoró y llegaron a los hospitales inventos como el desfibrilador, hemos podido conocer la experiencia de muchas personas que han estado muertas (muerte clínica) y luego han vuelto a la vida. Casi todos cuentan lo mismo: un túnel, seres queridos, una luz, palabras que incitan a volver… Muy compatible con la reencarnación. Esta teoría también tiene sus detractores. Personalmente creo en esto ya que cuando mi abuela murió, tras ser informado de ello, soñé con ella de una manera tan real que asusta y tranquiliza a la vez. ¿Sugestión?
  • Reencarnación y vidas pasadas, regresiones. Hay multitud de casos, demasiados para ser ignorados. ¿Pero es buena o es mala? Realmente, ¿para qué queremos volver aquí?
  • Tampoco podemos ignorar la casuística alien. Hay demasiados testigos, demasiados contactados, demasiados que han visto cosas. También hay muchas coincidencias al respecto si buscamos en las culturas antiguas. Muchas teorías, los reptilianos, los grises, los Anunnaki…, los dogones conocían las tres estrellas de Sirio, las pirámides orientadas hacia esas mismas estrellas, etc. No me extiendo aquí, pero de todas formas, llegamos a la paradoja de Fermi ¿Donde están esos supuestos aliens? Ahora resulta que hay agua en Marte y Plutón mola mogollón (lo de Marte ya lo sabíamos pero bueno…).
  • No vemos cómo es la realidad en verdad. Nuestra mente rellena espacios, se imagina cosas y además tenemos unos sentidos muy limitados.
  • La New Age tiene los elementos de control y dualidad del resto de las religiones débiles. Coge los elementos que mejor le vienen y los embute en uno. Y sigue el control…
  • La física cuántica abre la posibilidad a otras dimensiones.
  • Los altos grados de las sociedades secretas parece que saben algo que nosotros no sabemos, algo que les mueve.
  • La teoría del universo holocuántico (no holográfico) que circula por la red, según la cual este mundo sería algo parecido a una matrix.

¿Qué conclusión saco yo de todo esto?

Pues que hay dos opciones:

  1. Todo es una paja mental humana y el resto son invenciones de las élites para dominar a las masas. Esto vendría desde hace tiempo. El más allá no existe. Freud y Nietzsche tenían razón. Las religiones son todas una mentira para manipular. Las experiencias extrañas las crea el cerebro y el Universo nació de la nada, como dicen ahora de oscilaciones cuánticas. Según esto, la pregunta que realizo en el título no tendría ningún sentido y desaparecerás en la nada cuando mueras, tras visionar unas lucecitas que crea tu cerebro.
  1. Vivimos en un mundo gnóstico al más puro estilo del chamanismo. El chamanismo es una “religión”, por llamarlo de alguna manera, bastante poco publicitada y promocionada de la cual se sabía más bien poco antes de Castañeda. Según ésta, una especie de seres de otra dimensión a los que llaman, entre otros nombres, Arcontes, nos tendrían encerrados en esta realidad de la que no nos dejarían salir. Suena extraño…, pero realmente encaja con todo lo que hemos hablado hasta ahora. Sería una “teoría del todo”. Estos seres se presentarían como familiares, personas importantes para nosotros justo después de nuestra muerte y nos engañarían para hacernos volver a esta realidad en la eterna rueda del samsara, nos convencerían para reencarnarnos. Puede incluso que se hayan presentado físicamente a lo largo de nuestra historia, adoptando multitud de formas, manipulando a los poderosos y asustando a los débiles. Toda la casuística alien estaría relacionada con éstos, que controlarían en parte la mente humana. Porque…, si hay tantos casos…, ¿Cómo es que es hay tan pocas pruebas? Como decía Fermi, ¿dónde están los aliens? Pues quizá no tengan que venir de tan lejos. Tal vez estén en otra dimensión o densidad que no vemos. Los demonios de los que hablan las religiones serían estos también e influirían en esa línea de pensamiento que tenemos en nuestra mente, que según Freud es creada por nuestro pasado y por la cuál según Nietzsche habríamos inventado a entes ajenos para no asumir nuestros actos.Como veis esta opción tampoco se desvía mucho de lo que dice Salvador Freixedo. La verdad es que cuando empecé a intentar relacionar todo esto, ni se me pasó por la cabeza este señor, pero ahora me parece una posibilidad que ha de tomarse muy en serio, aunque suene a unicornios y a pingüinos astrales.Según esta teoría y respondiendo a la pregunta que enuncio en el título: NO. No tendríamos que ir a la luz pues ésta sería una trampa.

 

  

8 comentarios sobre '¿Debemos ir hacia la luz?'

  • X dice:

    El gnosticismo, correctamente habla de un control de unos arcontes/eones, que controlan a la humanidad para mantenerse en su pseudoinmortalidad alimentandose de cosas como el poder, la caridad, la sangre, el sacrificio, el heroicismo, el amor, etc… en el hinduismo más “gnóstico” se habla de que Krsna es el único dios, el resto son pseudodioses, a los que rezan los que desconocen esta verdad, y que solo a la entrega de Krsna es la manera de volver. Los cátaros se entregaban a la endura, volver su personalidad enfocada a Dios, no por miedo, si no por que saben (gnosis) que es la única manera, no de escapar egoístamente, sino de hacer el camino más ancho para el que quiera recorrerlo y salir, y repito, el que quiera, esto es voluntario.
    Gracias por tu texto, estoy en muchas cosas de acuerdo contigo.

  • macarena dice:

    debemos ir hacia la luz sin duda…..creo firmemente que hay un mas alla y que es bueno, pero que solo pueden llegar alli las almas buenas y fuertes, porque si entrara cualquiera acabaria pareciendose al mas aca….lor otra parte creo que como humanos tenemos mas historia de la que nos cuentan, que nos hemos casi extinguido varias veces y que gual que el europeo licenciado coexisfe con el aborigen australiano, puede que parte de nuestra humanidad se mudafa a otros planetas hace miles de años, y nos observan y nos visitan, pero no interfieren….me gustaria tanto que se descubrieran antiguos archivos que nos dijeran que es lo que no encaja y que estamos buscando……yo he soñado con el cielo en varias ocasiones….es precioso, y a la vez es muy humano….un lugar que sientes que conoces, tu hogar antes de venir aqui a aprender…..alli eres esperado y bienvenido….hay fotos tuyas que no recuerdas haberte hecho pero que sabes que recordaras….hay paz, alegria, un dia a dia de aire vacacional….playas, pastelerias, iglesia…..pero alli ya no se aprende mas….me dijo un angel cuando le pregunte si legando alli yo ya lo sabia todo….como que? me dijo el…..yo dine..no se…tocar el violin? se rio….me dijo no! para eso tuviste la vida! ahi me desperte…..ahora tengo un violin y tome clases mientras las pude pagar….en fin..buenas noches!!

    • ENKIDU dice:

      Muchas gracias por el comentario, por cierto muy interesante. Todo puede ser, aunque como has podido leer pienso lo contrario…pero oye, ¿quien tendrá la razón? Yo que sé! Jeje.
      Lo que dices de los sueños es curioso también. Yo por ejemplo creo que he soñado, de manera bastante vívida, con el demiurgo. Justo ayer, por eso lo digo…jeje. ¿Qué serán realmente los sueños?
      Y soñé con mi abuela él día que murió y fue muy real (aunque sabía el dato). Mi opinión personal es que a quien muere le dejan un rato para ir a despedirse. Pero luego puede ser que te convezcan para volver aquí, modo trampa…y esto podría ser una prisión de espíritus…o quizás tengas tú razón, la verdad es que no me importaría. Un saludo.

  • Himura dice:

    Buena reflexion

  • ENKIDU dice:

    Aunque al John Lash ese…también le patina la cabeza…

  • ENKIDU dice:

    Acabo de ver que un tal John Lash habla de estas historias…interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.